miércoles, 7 de mayo de 2008

Primeras jornadas sobre blogs, e-goverment y participación digital Mayo 9, 10 y 11 icities

Hoy despues de asistir hoy al conversatorio sobre sistemas de informacion geograficos (SIG) organizado por CNTI con Gabriel Carrion Rico, director gvSIG, de la Generalitat Valenciana, y los amigos Alvaro Anguix, de IVER y Miguel Montesinos de Prodevelop, donde intercambiamos ideas y planes para el desarrollo de los SIG en Venezuela, me encuentro con una caricia, un comentario de Rosa Cobo en el post que precede a este, buena faena tío, rabo y oreja!
Gracias por el animo que infunden tus palabras, y para mantener la linea y ser coherente con los acontecimientos, 9, 10 y 11 de este mes, en Candelaria iCities, que las disfruten los que tienen entrada, pero eso si, que nos cuenten, ahí va:

Banner iCities 240x150

Durante los días 9, 10 y 11 de mayo próximo se celebrará las Primeras Jornadas sobre blogs, e-goverment y participación digital iCities en la localidad tinerfeña de Candelaria. Solamente leyendo el título se hace la boca agua. Una buena ocasión para hablar de todo aquello que mueve la blogosfera pública: participación digital, e-democracia, nuevas tecnologías, blogs, web 2.0, … Los que formamos parte de la blogosfera conocemos, algunos más y otros menos, qué significado tienen estos conceptos pero ¿y los politicos? ¿saben ellos qué significa e-goverment o e-democracia?.

Porque por mucho que se hable en la blogosfera de nuevas tecnologías o de web 2.0, si no existe predisposición por parte de la clase política o de las autoridades administrativas para poner en marcha proyectos de participación digital, me parece a mí que de poco sirve la teoría.

Por tanto, jornadas como las que se van a celebrar en Candelaria deberían ser de obligada asistencia para los políticos. Deben perder el miedo al cambio y deben conocer de la mano de los propios funcionarios públicos y de los profesionales que trabajan para la Administración que no es tan difícil acabar con el papeleo inútil y la burocracia que todavía traen de cabeza al ciudadano que es, en última instancia, quien sufre las consecuencias. Las personas que tienen la potestad de promover el cambio en la gestión administrativa con el objetivo de agilizar el trámite administrativo y de reducir los plazos de resolución de los expedientes, deben conocer las ventajas de la administración electrónica y las ventajas que ofrece el entorno web 2.0 y sobre todo deben asimilar que el ciudadano ya no se conforma con adoptar una postura pasiva: este ciudadano quiere participar, quiere hacerse oír y después recibir una respuesta, en un proceso de feed-back.

Volviendo a las Jornadas iCities, debe resultar especialmente gratificante estar presente en el “mano a mano” que tendrá lugar el día 10 sobre el “Manual de uso del blog en la empresa“. Un duelo entre Alorza y Genís Roca en el que, seguramente, ninguno saldrá derrotado. Si leer el libro resulta instructivo, asistir al debate debe ser muy estimulante. Este manual es sencillo, claro, directo y de lectura bastante amena; el capítulo que más me gustó cuando lo leí es el titulado “Blogs para comunicación interna y gestión del conocimiento”. En una organización considero básica la comunicación interna, tanto entre los empleados como entre los directivos y, además, entre los primeros y los segundos. En este sentido discrepo un poco de Alorza (si me lo permite) cuando dice que “no es éste el mejor terreno de juego para un blog. Cuesta generar credibilidad e interés cuando la conversación soporta un desequilibrio de poder tan grandes”; precisamente por la existencia de ese desequilibrio sería buena la utilización de los blogs en la empresa, ya sea pública o privada, porque mediante su uso podrían disminuir esas diferencias y demostrar que las ideas y las iniciativas se encuentran en todos los niveles: allá donde haya una persona hay una buena idea o una buena propuesta, además de ser un instrumento adecuado para la democratización interna de una entidad.

En fin, si me hubiera inscrito en las Jornadas, posiblemente también habría apuntado a algunos alcaldes y concejales, para que aprendan.

Rosa Cobos