viernes, 6 de abril de 2012

Open Government Partnership Brasil 2012


La Asociación de Gobierno Abierto “Open Government Partnership (OGP)” es un esfuerzo global para tener mejores Gobiernos. Se trata de una iniciativa multilateral que tiene como objetivo obtener compromisos concretos de los gobiernos para promover la transparencia, asegurar la participación ciudadana, luchar contra la corrupción y aprovechar las nuevas tecnologías para fortalecer la gobernabilidad.
Se trata, obviamente, de un órgano internacional de participación voluntaria, en el que los países pueden solicitar libremente su inclusión, cumpliendo condiciones mínimas, mensuradas por indicadores objetivos y validadas por expertos independientes, en cuatro áreas claves: transparencia, participación ciudadana, rendición de cuentas e innovación tecnológica.- La calificación tiene un máximo de 16 puntos (4 puntos por área), cumpliendo con el criterio de elegibilidad los países que califiquen con un mínimo de 12 puntos.
Al encontrar nuevas formas de relacionarse con los ciudadanos, haciendo uso de las tecnologías más recientes, los gobiernos pueden aprovechar los conocimientos que poseen las comunidades para tomar mejores decisiones.
En términos más sencillos, podríamos definir a la iniciativa como un compromiso mutuo de cumplir estándares mínimos sobre aspectos que configuran el paradigma de un país democrático, con transparencia en sus procedimientos, ética en sus funcionarios, claridad y accesibilidad en la información de las cuestiones públicas, participación ciudadana y eficiencia en la gestión de los servicios públicos.
La OGP se inició formalmente el 20 de septiembre de 2011 cuando los gobiernos de Brasil, Indonesia, México, Noruega, Filipinas, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos – aprobaron la Declaración del Gobierno Abierto, y anunciaron sus planes de acción nacionales.
Haciendo efectivo el espíritu de colaboración; la asociación de gobiernos abiertos (OGP) es supervisada por un comité de dirección de los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil. Este comité multisectorial internacional de dirección es co-presidido por los Estados Unidos y Brasil en su año inaugural, y comprende los ocho gobiernos fundadores. La primera reunión anual de la asociación se llevara a cabo en Brasilia, del 17 a 18 abril del 2012.
Desde su creación OGP ha dado la bienvenida al compromiso de 46 gobiernos adicionales y cumplimentan los criterios mínimos de elegibilidad 81 países, entre los que se encuentran siete sudamericanos: Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. El objetivo de la OGP, sin embargo, no es el establecimiento de normativas nacionales, sino que pretende animar a los miembros para iniciar nuevas y ambiciosas reformas en lo relativo a la apertura de datos y de cumplir estas promesas bajo la atenta mirada de los ciudadanos.
Para convertirse en un candidato a miembro de la OGP, los países deben cumplir con los criterios mínimos de elegibilidad en las áreas claves antes mencionadas y aceptar una declaración de alto nivel de gobierno abierto, entregar un plan de acción de país desarrollado bajo consulta pública y comprometerse a brindar información independiente sobre su progreso en el futuro.
Los miembros de la OGP se comprometen a aumentar la disponibilidad de información sobre las actividades gubernamentales, la participación cívica de apoyo, la aplicación de los más altos estándares de integridad profesional a través de sus administraciones, y aumentar el acceso a las nuevas tecnologías en materia de transparencia y rendición de cuentas.
Dentro de la OGP, la sociedad civil y las empresas tienen un papel tan importante en el impulso de la transparencia como los gobiernos. OGP requiere que las partes interesadas son consultadas regularmente a los gobiernos a desarrollar y poner en práctica sus planes de acción OGP.
Los ciudadanos ya no son objeto pasivo de las políticas y servicios públicos, desean ser capaces de influir y cambiar su vida cotidiana y la sociedad, desean influir en el diseño de las políticas que los afectaran. Los ciudadanos son conscientes de lo que está sucediendo a nivel local y pueden proporcionar información que permite a los gobiernos nacionales y locales tomar mejores decisiones. Ciudadanos mejores informados son capaces de comparar las diferentes opciones y actuar en procura de sus mejores intereses y los de la sociedad. El Ciudadano es mas propenso a confiar en su gobierno cuando está dispuesto a participar directamente en la solución de problemas comunes.
Las empresas pueden utilizar los datos que publica el gobierno a un costo mínimo para crear nuevos productos y servicios estimulando el crecimiento económico. Un análisis económico de la UE muestra los efectos directos e indirectos de las políticas gubernamentales de apertura de datos e indican que pueden tener un valor de hasta € 200 mil millones al año, o 1,7% del PIB. En términos más generales, los países comprometidos con la defensa de la transparencia y la lucha contra la corrupción son más atractivos para los empresarios y otras fuentes internacionales de capital esencial para proveer puestos de trabajo y estimular el desarrollo.
Un gobierno abierto trasciende las fronteras políticas y es atractivo para la gente porque es más inteligente, más eficaz y más eficiente.
Hasta el presente la mayoría de los países latinoamericanos han expresado su interés en incorporarse a OGP, en América del Sur solo los gobiernos de Argentina, Bolivia y Venezuela no han formalizado su intensión de participar.
Sin embargo usted si usted esta interesado en el tema y no puede asistir personalmente a la cita de Brasilia, puede participar de manera virtual por cualquiera de los medios indicados, inscribirse en los WebCast y seguir el desarrollo de los acontecimientos por el Twitter y siguiendo el hastag #OGPBrasilia2012 seguro estaremos en contacto!