miércoles, 8 de septiembre de 2010

Gobierno Electrónico para los ciudadanos o para el gobierno?

Cuando abordamos el proceso de planificacion de Gobierno Electrónico (GE) surge esta disyuntiva, el plan se debe enfocar en el ciudadano haciendo énfasis en el aumento de las capacidades de participacion, fomento de la e Democracia, garantía de transparencia o se debe hacer mas eficiente la gestión publica, lograr la integración de las diferentes instancias de la administracion y motorizar la eficiencia de la administracion, en donde hacer énfasis?


Una respuesta salomonica es decir en los dos aspectos! Sin embargo se debe analizar las condiciones del entorno para ofrecer una respuesta mas adecuada.

Existe una tendencia a elegir proyectos de GE que causen gran impacto en los electores, que den una imagen moderna de la administracion y esto no es malo del todo, pues permite dar visibilidad del potencial del GE entre los factores involucrados, ciudadanos, empresas y funcionarios públicos y lograr los apoyos estratégicos que se requiere para garantizar el éxito de proyectos de mediano y largo plazo como los de GE, resulta nociva esta practica cuando se trata de proyectos aislados fuera del marco de una estrategia que englobe todos los aspectos transversales que toca el GE.

Mejorar la Administración Publica mediante la creación de condiciones de Interoperabilidad que faciliten a los contribuyentes la obtención de servicios y le permita ser mas efectiva a lo interno y mas eficiente en la prestación de servicios a lo externo es una decisión que siempre es acertada, el analisis minucioso en la etapa de diagnostico nos permitir saber cual es la realidad, con que recursos contamos, cuales procesos pueden ser optimizados con ligeros cambios para o cual es recomendable escuchar la opinión de los expertos: los funcionarios públicos.


Los insumos obtenidos de la etapa de diagnostico nos permitirán conocer nuestra posibilidades reales y orientaran hacia donde debemos inclinar la estrategia, una administracion débil, con deficiencias organizativas e ineficaz en la prestación de servicios básicos, no debe invertir sus recursos en crear frentes que no pueda atender, así estos sean atractivos electoralmente.


De esta manera los objetivos quedan claros, si tenemos fortaleza en el plano administrativo – organizacional podemos plantearnos la meta de crear nuevos servicios y propiciar la participacion en el plano electrónico de la sociedad, sera mas fácil prestar servicios y responder con eficacia a las solicitudes de la ciudadanía, por el contrario, hacerlo sin la solides en estos panos puede ocasionar el colapso de la administracion y crear una imagen de ineficiencia ante la comunidad.

El GE no es solo tecnología, una parte muy importante es la consolidación de la informatización administrativa, la garantía de la prestación de un buen servicio, la coherencia de los procesos y la transformación de los funcionarios en servidores públicos, así pues en lugar de proyectos faraonicos, llenos de tecnología y preciosismo es preferible consolidar las bases y crecer de manera armónica, solida y planificada.

Los proyectos orientados a los ciudadanos aunque parezcan fáciles requieren de bases solidas, si su administracion tiene aun muchos procesos que mejorar, es preferible dedicarse a estas adecuaciones antes de emprender proyectos donde el ciudadano sea el foco, ya que poseen alto grado de exposición y el remedio puede terminar siendo peor que la enfermedad.

Una alternativa para ofrecer servicios a la ciudadanía puede estar en consolidar las bases organizacionales y liberar poco a poco datos públicos dejando en manos de particulares la implementacion de soluciones que haciendo uso de estos datos presten servicios a los ciudadanos, limitando la responsabilidad de la administracion a garantizar datos útiles y de calidad, enfocarse en servicios de apoyo a la administracion y crecer armónicamente en la prestación de servicios innovadores es la clave para un gobierno electrónico solido y con futuro.