domingo, 27 de julio de 2008

Open government: los profesionales públicos

Hemos comenzado a caracterizar con la etiqueta de "Open government" a las administraciones abiertas, que escuchan, que conversan, que comparten y que establecen relaciones de calidad, tanto con la ciudadanía, como con las empresas y organizaciones colaboradoras y, por supuesto, también entre sí. Pero estos atributos son propios de las personas, lo que nos lleva a pensar que un elemento clave para convertir las administraciones públicas en "open" es precisamente el factor humano. ¿Cuál es el perfil de los profesionales públicos "open"?

Intentaremos responder a esta pregunta de manera genérica para el conjunto de los profesionales de las administraciones públicas, por entender que hay una serie de rasgos comunes a todos ellos, aunque la intensidad en que deban darse estos rasgos pueda variar con la posición ocupada en la pirámide jerárquica.

* Profesionalidad: todas las personas que trabajan en las administraciones públicas deben acreditar una capacitación profesional acorde con sus funciones, sin exclusión de los cargos políticos (como curiosamente sucede). La ciudadanía tiene derecho a exigir que todas las personas que ejercen funciones públicas, desde el presidente del gobierno hasta el último funcionario, acrediten un perfil profesional acorde con sus responsabilidades.

* Talante democrático: las personas que ejercen funciones públicas y, en particular, las que ocupan cargos de responsabilidad política (en sistemas representativos) tienen que tener presente que la legitimidad de su función reside en el principio democrático y deben actuar en consecuencia, promoviendo la participación de todas las partes interesadas en los asuntos de su competencia y priorizando el interés general frente a los intereses partidistas o particulares.

* Vocación de servicio: las administraciones "open" se caracterizan por su orientación a la ciudadanía. En ellas, se superan los compartimentos estancos de la Administración tradicional y se pasa a trabajar por procesos orientados a satisfacer, desde una perspectiva integral, las necesidades y demandas de la ciudadanía. Los profesionales públicos "open" deben pensar, no tanto en las formalidades del procedimiento, sino en el resultado obtenido por la ciudadanía. Es decir, son profesionales orientados al servicio, que buscan generar valor añadido para los destinatarios de su trabajo.

* Orientación relacional: las administraciones "open" funcionan en red, interactúan permanentemente con la ciudadanía, con otras administraciones, con organizaciones colaboradoras, etc. Por tanto, los profesionales que hacen funcionar este tipo de administraciones trabajan en contacto directo con la ciudadanía, en una actitud permeable y de escucha sistemática, deben estar abiertos a la intercomunicación, deben tener espíritu colaborativo, deben mostrarse dispuestos a participar y a facilitar la participación de los demás. Son profesionales que trabajan en el escaparate.

* Actitud innovadora: no es posible concebir el "open government" sin una actitud innovadora de los profesionales públicos. Son requisitos de estas personas el espíritu innovador, la orientación a asumir riesgos y la inquietud por aprender y mejorar, avanzando a partir de la experiencia para mejorar los resultados.

* Entusiasmo: las administraciones "open" necesitan profesionales entusiastas, capaces de asumir su responsabilidad con ilusión y de comprometerse con su trabajo de forma apasionada para aportar soluciones creativas a las demandas ciudadanas, al más puro estilo hacker. Es decir, reciclando la definición de Alorza del ciudadano hacker, "actúa porque quiere, porque le interesa, porque le divierte, porque se siente comprometido. Si hubiera que sintetizar en una expresión lo que busca el profesional "open", sería una vida vivida con el máximo de elegancia, de libertad individual y de respeto por uno mismo".

Si os parece que pedimos demasiado, tened en cuenta que también es mucho lo que ofrecen las administraciones "open" a sus profesionales: "un trabajo gratificante al servicio de la ciudadanía".

Fuente: Administraciones en Red